lunes, 22 de agosto de 2011

Blanca Nieves y los 7 enanitos (versión3)

En un reino muy lejano vivían en un castillo dos mujeres muy hermosas, una de ellas era Blanca Nieves y la otra era una bella madrastra, era muy bella y de buenos sentimientos, además se habían hecho muy buenas amigas juntas. Pero en el reino también existía una malvada bruja, que sentía envidia hacia ellas, así que decidió desunirlas. Fue así que un día se disfrazo de anciana y fue a dar al reino pidiendo ayuda y comida, en ese momento Blanca Nieves no se encontraba en el castillo solo estaba la madrastra y fue ella quien acogió a la anciana y le dio de comer , la anciana en señal de un supuesto agradecimiento le ofrece un espejo encantado que le diría siempre la verdad y pide que no lo rechace , así que la madrastra acepta el obsequio de la anciana; quien después aduciendo que tenia que seguir su camino se retira del castillo.


Cuando Blanca Nieves regresa al castillo, la madrastra le cuenta el extraño suceso, pero luego de ello no le dan más importancia.
 A la mañana siguiente, la madrastra al levantarse ve el espejo y como perseguida por la curiosidad decide mirarse en el para ver el encanto que este encerraba, y se da con la sorpresa que el espejo hablaba y lo primero que le dijo es que era ella la mujer mas hermosa del reino y muchos elogios mas que a ella le encantaban además le sugirió lo que debía usar y las cosa que podía hacer  ese día, ella sin querer obedeció a lo que le dijo el espejo y así cada día sin notarlo ella misma se hacia mas dependiente a lo que le ordenaba con frases hermosas el espejo, que no eran mas que las ordenes de la malvada bruja que con cada indicación que la daba a la madrastra la iba alejando de Blanca Nieves.


Hasta que un buen día, la malvada bruja  se disfrazo de un empleado del castillo y fue a buscar a Blanca Nieves, a quien llevo con engaños al bosque muy lejos del castillo le dijo que había sido su madrastra y que por favor huyera muy lejos para que se salvara; él por le diría a la madrastra que la había matado y como supuesta prueba el corazón de su muerte le llevaría el corazón de un ciervo. Blanca Nieves quedo asustada ante esto y no concebía la idea de que su madrastra le hiciera esto, pero la bruja disfrazado del empleado le aseguro que si ella volvería la mataría y también a él, obligándola por el miedo a la hermosa Blanca Nieves a huir por el bosque.
En el castillo, la madrastra al no encontrar a Blanca Nieves, emprendió una búsqueda con todos los pobladores del reino y del castillo; pero pasaron los días y la madrastra se desesperaba y insistía más al no tener noticias de su amada hijastra. Mientras tanto la bruja que en un principio solo buscaba desunirlas y que ambas sufrieran por separado; se entero que su cariño había crecido mas por Banca Nieves, al no desfallecer en su búsqueda. Es entonces que la bruja decide nuevamente disfrazarse de la anciana, encuentra a Blanca Nieves en el bosque y con engaños le hace comer una manzana envenenada que la llevaría a un sueño profundo.
Esa misma mañana llegan siete enanitos al palacio reclamándole a la madrastra por haber matado a Blanca Nieves, la madrastra al enterarse llora mucho y cuenta que ella jamás había hecho eso, los enanitos le creen y la llevan a donde reposaba Blanca Nieves, en el camino le cuentan que ellos la habían conocido en el bosque y ella había estado viviendo con ellos.
Luego de esto la madrastra, manda a poner a Blanca Nieves en una urna de cristal.
Cuando regresa al palacio se da cuenta que el espejo encantado no estaba y se da cuenta de todo el plan la malvada bruja, así que decide pedirle ayuda a el hada del reino , además de ello el hada logra quitarle todos sus poderes para que no vuelva a ser el mal.
Luego de un tiempo Blanca Nieves logra despertar del sueño profundo por el beso que le dio un apuesto príncipe, con quien se caso.
 Finalmente la madrastra y Blanca Nieves siguieron siendo muy buenas amigas y así por mucho tiempo vivieron felices.

1 comentario:

  1. Soraya, Miguel, Eydi, Danixa, Beatriz,
    Creativos los enfoques, todos.

    ResponderEliminar